Diferencias entre 32 y 64 bits

La informática se conoce como la ciencia encargada del análisis de la información, así como de los equipos necesarios para su tratamiento y procesamiento. En este ámbito, tanto los 32 como los 64 bits hacen referencia a la CPU, así como al sistema operativo, los drivers y las diferentes aplicaciones. La información es el eje central en torno al cual gira todo lo relacionado con la informática, cuyo principal objetivo es tratarla y procesarla.

Ambas son las arquitecturas más utilizadas en la actualidad, tanto por usuarios como por profesionales. Las de 32 bits, cuyo software recibe el nombre técnico de x86, y las de 64 bits, también conocidas como x64.

A continuación vamos a señalar cuáles son las diferencias entre 32 bits y 64 bits.

Los bits de 32 y 64 son las arquitecturas más empleadas hoy en día

Diferencias generales

Sistemas de 32 Bits

  • Soportan como máximo 4 GB de memoria RAM.
  • Son compatibles con software de 16 bits.
  • Están pensados para un uso particular.

Sistemas de 64 Bits

  • Son capaces de soportar una memoria virtual de mayor capacidad, así como una memoria RAM superior a la de los sistemas de 32 Bits.
  • Se caracterizan por tener una gran fluidez y trabajar de manera rápida.
  • Este tipo de sistemas se utilizan en el ámbito profesional.

Diferencia en la memoria RAM

Una de las principales diferencias entre ambos tipos de sistemas es que los procesadores de 64 bits son capaces de soportar una memoria RAM considerablemente mayor a la de las arquitecturas de 32 bits. Independientemente de la memoria RAM del equipo, un sistema operativo de 32 bits únicamente puede trabajar como máximo con 4 GB. En cambio, un equipo de 64 bits puede aprovechar toda la memoria RAM del ordenador, hasta 16 millones de Terabytes.

No obstante, a día de hoy no existen ordenadores de ámbito doméstico con tanta memoria RAM, ni tampoco ningún sistema operativo es capaz de ofrecer tal cantidad de memoria RAM a los usuarios. El sistema operativo Windows 10, en su versión Home, uno de los más potentes en la actualidad, de 64 bits, es capaz de trabajar con un máximo de 128 GB. La versión Pro puede soportar hasta 512 GB de memoria RAM.

Este es un aspecto esencial ya que depende en gran medida del uso profesional o doméstico que se le dé al equipo ya que afecta de forma directa a la multifuncionalidad. Si el usuario tiene varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo, un procesador de 32 bits puede trabajar de forma fluida, aunque si abre una gran cantidad de ellas necesitará una mayor cantidad de memoria RAM.

Diferencia en memoria virtual

En los equipos con 64 bits sí es posible asignar más capacidad de memoria virtual a cada uno de los procesos, hasta los 8 TB de límite, mientras que en los de 32 bits únicamente es posible otorgar 2 GB de memoria a cada una de las aplicaciones ejecutadas.

Así, numerosos softwares optimizados para sistemas operativos de 64 bits, como por ejemplo Photoshop, son capaces de aprovechar las funcionalidades del proceso en su totalidad, así como la memoria que proporciona el propio sistema operativo. Es por ello que ofrecen mayor agilidad a la hora de ejecutar los procesos, así como una gran fluidez para trabajar con los distintos programas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *