Diferencias entre urgencia y emergencia

Un problema de salud hace referencia a una situación en la que un individuo, una familia o una comunidad manifiesta una afección, no solo tiene que ver con la estructura corporal y los mecanismos fisiológicos, también influye mucho sobre el funcionamiento del individuo los mecanismos psicológicos. Cualquier problema de salud debe describirse con la mayor exactitud posible cuando el paciente acude a la consulta del médico y se recopilan en síntomas, diagnóstico, incapacidades o necesidades de cuidado-

Según su presentación, los problemas de salud se dividen en:

  • Nuevo: aparece el problema por primera vez, sin tener en cuenta otro distinto que apareció con anterioridad.
  • Conocido: un problema que se ha solucionado con anterioridad y que necesita de un cuidado permanente al convertirse en crónico.

No te detengas aquí y averigua cuáles son las diferencias entre urgencia y emergencia, dos conceptos ligados con los problemas de salud.

El riesgo de vida de la urgencia no es tan alto como el de la emergencia

Diferencia en el concepto

La urgencia se conoce como una situación de salud que se presenta de forma inmediata pero que no hay riesgo de vida, por eso la asistencia médica puede llegar en un plazo de 2 o 3 horas. En el caso de la emergencia, este concepto se define como una situación de salud que se presenta de forma inmediata y que necesita que la atención sea inminente, ya que el riesgo de vida es muy alto.

¿Cómo es la evolución?

Por un lado, la urgencia tiene una evolución lenta y se debe atender lo antes posible para que el problema de salud no vaya a más, pero lo bueno es que no tiene por qué ser mortal. Por otro lado, la emergencia tiene una evolución más rápida y eso hace que la vida de la persona en cuestión corra un serio peligro, incluso, en ocasiones, puede aparecer de forma imprevista.

¿Quién solicita la atención?

Si nos centramos en la urgencia, cabe decir que el propio paciente puede solicitar la ayuda, ya que se encuentra en plenas condiciones de hacerlo. Así lo manifiesta el estudio publicado por la Revista de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias: “La importancia del diálogo cercano con el paciente que aún puede comunicarnos decisiones referidas a momentos críticos de su vida es algo que todos los médicos debemos utilizar y respetar”. En el caso de la emergencia, no es el propio paciente quien solicita la atención, ya que suele ser una situación límite que le impide realizar la llamada, por eso lo hace la persona que le acompaña o alguien externo.

¿Cómo es la respuesta?

Otra de las diferencias entre urgencia y emergencia es que esta última necesita que la respuesta sea inmediata, es decir, que los sanitarios de la clínica o el hospital no tarden ni una hora en llegar al lugar de los hechos.

En la emergencia es necesario hospitalizar al momento y un transporte especializado en la mayoría de las ocasiones.

Diferencia en base a un ejemplo

Urgencia

  • Colapso mental
  • Cólico nefrítico
  • Fiebre muy alta
  • Bronquitis aguda
  • Migrañas

Emergencia

  • Abundante pérdida de sangre
  • Convulsiones
  • Accidente de tránsito
  • Caída desde una altura considerable
  • Pérdida de conocimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *