Diferencias entre bálsamo y acondicionador

El cabello es una continuación de la piel cornificada formada por una fibra de queratina y constituida por una raíz y un tallo, y es similar a las demás estructuras de cualquier otro tipo de pelo aunque la implantación en en el folículo de la dermis es más profunda. La diferencia de la queratina del pelo es que las células quedan mucho más unidas entre sí, lo que conlleva a que esta proteína rica en azufre sea mucho más dura.

Es fundamental mantener el cabello bien cuidado y para eso lo ideal es lavarlo con agua tibia o fría, no utilizar demasiado el secador y las planchas por el calor, cortar las puntas en cada cambio de estación y evitar que esté muy expuesto al sol para que no se reseque el cuero cabelludo.

También es importante usar productos como el bálsamo o el acondicionador. A continuación, te informamos sobre sus pequeñas diferencias.

El bálsamo sirve para restaurar y nutrir el cabello y el acondicionador para una mayor suavidad

Diferencia general

El bálsamo y el acondicionador son productos fundamentales para el cuidado del cabello, aunque hay personas que no ven las diferencias entre ambos. Realmente no solo se distinguen por el nombre, también por el objetivo y la forma de aplicarlo, además a la hora de escoger uno de ellos es necesario mirar la composición y los ingredientes, los cuales deben ser naturales y fortificantes.

Diferencia en el objetivo

El bálsamo es el que se centra en restaurar y nutrir el cabello usando siempre nutrientes naturales y su finalidad principal es que el cabello se vea mucho más sano, vigoroso y brillante. También posee unos objetivos secundarios como el de brindar a los filamentos mucha más suavidad, protegerlos de los rayos ultravioletas, peinarse con mucha más soltura después del lavado del cabello y mejorar el aspecto del cuero cabelludo.

Si nos centramos en el acondicionador, este tiene como objetivo principal que el pelo quede mucho más suave si se usa con regularidad, además el secado es mucho más rápido y a la hora de peinarse no hay tantos tirones al no enredarse con tanta facilidad.

Diferencia en la composición

Normalmente, en la composición del bálsamo hay proteínas, aceites naturales, vitaminas, minerales y extractos de origen vegetal,  colágeno y queratina. Una vez que el bálsamo ha sido aplicado en el cabello después del champú, los ingredientes brindan un efecto restaurador.

En el caso de los ingredientes que se formulan en un acondicionador aparecen aquellos que son tensioactivos catiónicos, reengrasantes con mayor cantidad de lípidos, polímeros e hidrolizados de proteínas.

Diferencia en la aplicación

Bálsamo

Si el cabello tiende a engrasarse y a aplastarse por la zona de la raíz, lo mejor es utilizar el bálsamo, aunque solo en el medio y las puntas. Pero sí no se suele engrasar, entonces lo mejor es aplicarlo por todo el pelo y dejarlo actuar durante 3 y 5 minutos.

Acondicionador

El acondicionador se emplea de forma mucho más superficial que el bálsamo.

No se tiene que aplicar directamente en el cuero cabelludo ni en la raíz y, una vez que se aplica, hay que esperar unos 2 minutos y luego lavar con agua tibia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *