Diferencias entre elusión y evasión de impuestos

¿Qué son los impuestos? Es una clase de tributo regido por derecho público, a través de los cuales, las personas y las empresas pagan al Estado para soportar los gastos, y a su vez, conseguir la mayoría de los ingresos públicos. Cabe explicar que los impuestos son fundamentales para el funcionamiento del Estado, ya que sin ellos no se podrían construir infraestructuras ni prestar servicios públicos de educación y sanidad, entre otros.

Dentro del mundo de los impuestos existen términos como la elusión y evasión de impuestos, dos estrategias que lo que pretenden es pagar la menor cantidad de impuestos posible para obtener más beneficios propios.

A continuación te informamos sobre cuáles son las diferencias entre elusión y evasión de impuestos.

La elusión de impuestos está entre lo legal e ilegal mientras que la evasión es ilegal

Diferencia en el concepto

La elusión de impuestos es cualquier acción que, para conseguir el objetivo de pagar el mínimo de impuesto, usa la estrategia bordear o sortear la ley o aprovechar vacíos legales. Se da por parte de grandes empresas para conseguir ventajas no previstas por la normativa tributaria.

La evasión fiscal o evasión de impuestos es un comportamiento en el que el interesado decide no pagar los impuestos que le corresponden. Para ello lo hace mediante técnicas como ocultación de ingresos, subdeclaración impositiva, registro de empresas en “guaridas” o paraísos fiscales, testaferros y asegurar la residencia en otro país.

Y, aunque técnicamente, la evasión es sinónimo de fraude, cabe decir que es más amplio al incluir el fraude tributario, la salda de divisas del país o el contrabando aduanero.

Diferencia en legal e ilegal

Por un lado, la conducta que se ejerce en la elusión fiscal no siempre se cataloga como una infracción, ya que se mueve en el límite de la legalidad, para así lograr un resultado económico favorable. Por otro lado, la evasión de impuestos es una acción ilegal de una persona física o jurídica para librarse de pagar, con lo que se salta la ley, lo que conlleva a graves consecuencias para la persona.

Diferencia en base a ejemplos

Un ejemplos de evasión fiscal es la compra de facturas que amparen operaciones que nunca se realizaron en primer lugar. Estos contribuyentes podrían, por ejemplo, comprar facturas que amparen la compra de insumos para su empresa, aunque en realidad no se haya realizado esta transacción, más que en panel. Posteriormente, esta empresa podrá deducir este gasto para reducir el pago de ISR, es decir, una carga fiscal directa que grava las ganancias obtenidas en un determinado ejercicio

Según los datos del SAT en México hay más de 6.000 empresas, con 7.6 millones de trabajadores, que eluden impuestos a través del outsourcing,

En referencia a los ejemplos de elusión fiscal, se da en los malos manejos de los servicios de outsourcing o externalización, tercerización y subcontratación laboral. Si bien estas compañías se cumplen con la normativa vigente, se aprovechan de los vacíos legales o de las posibles interpretaciones de una norma en su propio beneficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *