Diferencias entre fuerza centrífuga y centrípeta

En física, la fuerza hace referencia a una magnitud vectorial que es capaz de calcular la razón de cambio de una velocidad de movimiento, estructura, desplazamiento lineal de un cuerpo o un sistema de partículas. Según la definición, este tipo de fenómeno es un agente capaz de cambiar la cantidad determinada de un movimiento, e incluso, la forma del material.

Como ya hemos comentado, es una magnitud vectorial, y lo que señala es el punto de partida, la dirección en la que se impulsa la fuerza, el sentido y el valor, dado por la longitud del segmento que la representa.

A continuación puedes conocer cuáles son las diferencias entre fuerza centrífuga y centrípeta.

La fuerza centrífuga y centrípeta tienen el mismo módulo pero en sentido contrario

Diferencia por quien fue definida

Por un lado, la fuerza centrífuga surgió en 1659 de la mano del astrónomo, físico y matemático Christiaan Hygens, considerado unos de los mayores inventores de la época y de la revolución científica. Este concepto apareció en su obra “De vi centrifuga” con el objetivo de explicarlo correctamente.

Por otro lado, la fuerza centrípeta fue un concepto definido por el físico británico Isaac Newton, concretamente en 1687 en el “Philosophiae Naturalis Principia Mathematica”.

Diferencia en la definición

La fuerza centrífuga es una fuerza ficticia que aparece cuando un elemento tiene la tendencia de seguir una dirección curva mientras se distancia del centro de la misma. También se dice que es la “falta de fuerza centrípeta”.

En el caso de la fuerza centrípeta, esta hace referencia a la fuerza que tiene un elemento cuando está en movimiento, tiene una velocidad similar y la dirección es curvilínea hacia el centro de curvatura de la trayectoria.

Diferencia en la dirección

La fuerza centrífuga es la que se dirige hacia el exterior y con la misma dirección y velocidad que la que lleva el objeto. Entonces, al realizar movimientos en círculo, la velocidad en cualquiera de los puntos es tangente con el arco del movimiento.

En el caso de la fuerza centrípeta, esta se dirige hacia el interior, es decir, desde el objeto y hacia el centro de rotación. Esto quiere decir que está dirigido perpendicularmente y a la velocidad del cuerpo hacia al punto fijo del centro de la curvatura del trayecto.

Diferencia en las aplicaciones

Ambos conceptos son de especial relevancia para ciertas cuestiones del día a día. A la hora des diseñar una carretera es importante mirar la forma de prevenir derrapes y mejorar la tracción en las curvas, al igual que el acceso a las rampas.

La fuerza centrífuga es fundamental en la separación de las partículas que se encuentran suspendidas en un líquido en el momento de girar los tubos de ensayo a una velocidad muy elevada.

Como último ejemplo, te mostramos el funcionamiento de las montañas rusas. Los vagones cuando dan una vuelta completa por el looping hacen que los pasajeros se queden boca abajo, entonces, en ese mismo instante, la fuerza centrípeta es proporcionada por el peso del vagón y de los pasajeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *