Diferencias entre sobrepeso y obesidad

Se entiende por sobrepeso a aquella persona que tiene un peso corporal por encima del patrón saludable según la altura, la edad y el sexo, mientras que la obesidad es una acumulación de grasa anormal o excesiva y generalizada por todo el cuerpo. Ambos casos pueden llegar a ocasionar problemas al aparecer ciertas enfermedades, e incluso puede provocar la muerte por cuestiones cardíacas y/o respiratorias.

En muchas ocasiones, el exceso de grasa corporal viene provocado por la vida sedentaria y la ingesta de alimentos poco saludables, aunque también puede ser por otros problemas como la obesidad hiperplásica, es decir, una forma clínica que deriva en un exceso de células adiposas.

Si quieres saber más acerca del sobrepeso y la obesidad, no te detengas aquí y lee las diferencias.

El sobrepeso es un estado patológico menos agresivo que la obesidad

Diferencia al detectar sobrepeso u obesidad

El indicador que se utiliza para saber si un individuo tiene sobrepeso u obesidad es el IMC o Índice de Masa Corporal. Se calcula de la siguiente forma: dividiendo los kilogramos de peso por el cuadrado de la estatura en metros (IMC = peso [kg]/ estatura [m2]).

Mujeres IMC Hombres IMC
Normal 15 – 25 Normal 10 – 20
Sobrepeso 25 – 30 Sobrepeso 20 – 25
Obesidad más de 30 Obesidad más de 25

Diferencia en las causas

Hay múltiples factores que pueden hacer que la persona aumente de peso como la constitución o los hábitos alimenticios. Para ser más exactos, las causas más habituales del sobrepeso son el consumo de alimentos con un porcentaje elevado de calorías, malos hábitos de sueño, trastorno de ansiedad, estilo de vida sedentario y toma de fármacos o medicamentos como antiepilépticos o antidepresivos.

Respecto a la obesidad, cabe señalar que coincide con el sobrepeso en algunos factores como el estilo de vida sedentario o el trastorno del sueño. Aunque hay otros motivos que pueden llegar a causar este exceso de grasa, por ejemplo, el Síndrome de Cushing (nivel alto de la hormona cortisol), desórdenes del metabolismo, tiroides hiperactiva y osteoartritis (disminución de los movimientos de las articulaciones).

Diferencia en las consecuencias

Por un lado, las consecuencias del sobrepeso son la dificultad para realizar ciertos movimientos, trastornos alimenticios por problemas con la imagen física y enfermedad de las arterias coronarias o más conocida como EAC.

Por otro lado, las consecuencias de la obesidad provocan poner en riesgo la salud física y psicológica, además de la comunicación social. Entonces, podemos exponer los siguientes efectos: diabetes tipo 2 (no produce suficiente insulina), posibilidad de padecer algún tipo de cáncer y la pérdida del control de la vejiga. También forman parte las afecciones ginecológicas de mujeres como el síndrome de ovario poliquístico o la imposibilidad de concebir un hijo naturalmente.

Diferencia en el tratamiento y en la prevención

Tanto en el sobrepeso como en la obesidad hay que mantener un buen hábito alimenticio, además de hacer ejercicio físico con frecuencia.

También es importante que la familia, los amigos o la pareja apoyen a la persona en cuestión durante el proceso para lograr un peso saludable. Pero la diferencia es mayor en la obesidad, ya que es un estado patológico mucho más agresivo y con un mayor riesgo que, en ocasiones, necesita de una operación para poner un bypass gástrico en Y de Roux.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *