Diferencias entre absolutismo y democracia

Los sistemas de gobierno se definen como modelos en los que un Estado se estructura y organiza en función de la relación existente entre los distintos poderes con la finalidad de aplicar la legalidad correspondiente respecto a la vida política, económica y administrativa. Además, es importante saber que la naturaleza de cada país se comprende según la forma de gobierno que tiene instaurada, teniendo en cuenta que pueden variar de una época histórica a otra.

La formulación de las mismas varía según los siguientes motivos:

  • Estructural o idiosincrásica: territorial, histórico, cultural o religioso.
  • Coyuntural: desastre natural, guerra, batalla, crisis económica, acefalia o poco liderazgo.

A continuación te mostramos las diferencias entre absolutismo y democracia.

La democracia hace partícipe al pueblo mientras que el absolutismo no

Diferencia en el origen

Por un lado, el absolutismo se inscribió en el Antiguo Régimen, es decir, una época que se extendió desde el siglo XVI y que fue en el siglo XVIII, en el reinado de Luis XIV de Francia, cuando se llegó a la mayor plenitud.

Por otro lado, la palabra democracia tiene origen griego y esto está muy relacionado con su origen, ya que fue un término que se acuñó a finales del siglo VI a.C. para hacer referencia a un sistema de gobierno.

Diferencia en el concepto

En el caso del absolutismo, se trata de un sistema de gobierno que se usa en la monarquía tradicional para mostrar que el rey era quien tiene todo el poder político, es decir, no está sometido a ninguna limitación institucional a excepción del poder divino.

Si nos centramos en la democracia, esta hace referencia a un sistema de gobierno que tiene como objetivo la participación de la ciudadanía. Esto quiere decir que las decisiones son colectivas y el pueblo es quien se encarga de ellas mediante votaciones.

Diferencia en la división de poderes

En el absolutismo no existe la división de poderes y eso hace que el rey gobierne como quiera y sin tener en cuenta a los demás. Entonces, el monarca legisla, administra e imparte justicia, teniendo él la última palabra en todos y cada uno de los temas que le atañen acerca del país.

Mientras, en la democracia, sí que hay división de poderes, es decir, el principio organizativo en el que las funciones legislativas, ejecutivas y judiciales se ejercen mediante ciertos órganos, los cuales son independientes entre sí.

  • Ejecutivo (Presidente): gobierna el país entero según las leyes que hay impuestas actualmente.
  • Legislativo (Congreso): se encarga de hacer las leyes y proyectos de ley amparados por la Constitución.
  • Judicial (Cortes federales): se encarga de administrar justicia para que todo el mundo respete las leyes.

Diferencia en los reyes

En el absolutismo los reyes nunca pueden ser destituidos mientras que en la democracia sí.

Más específicamente, en el sistema absolutista los reyes no pueden ser expulsados de su cargo, incluso si toman decisiones que perjudican a los ciudadanos. En el caso de la democracia, sí que pueden ser destituidos del poder por casos como corrupción aunque no es lo habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *