Diferencias entre ley y justicia

El se humano es un ser social por naturaleza, ya que desde que nace comienza a crear un vínculo muy estrecho con sus padres, de quienes requiere atención para su alimentación y sus cuidados, y de adulto necesita otros proyectos vitales para avanzar como la educación, el esparcimiento y la comunicación. Esto último es fundamental al integrarlo en la sociedad humana, la cual tiene una cultura determinada con su religión, idioma, costumbres e historia.

Esto hace que la persona en cuestión deba pasar por un proceso de socialización espontánea y sistemática con el objetivo de hallar su propio desarrollo personal, teniendo en cuenta que es fundamental tener unos valores y cumplir unas normas para conseguir una sociedad más justa y legal.

La ley y la justicia se relacionan con aspectos vinculados a lo legal y son necesarias para conseguir una sociedad que pueda vivir de manera confortable.

Puede haber leyes pero no justicia

Diferencia en el concepto

El término ley es procedente del latín lex y su genitiva es legis, una palabra vinculada a la religión que hace referencia a las fórmulas escogidas para llevar a cabo un rito. Dentro del ámbito jurídico, la ley se define como la agrupación de normas obligatorias que se dictan por la autoridad competente de cada sitio con la finalidad de controlar el comportamiento de los seres humanos.

Respecto al concepto de justicia, este tiene origen en el latín iustitia, que es complicado de definir al depender de la cultura y los valores de cada comunidad, e incluso de la visión de cada persona como tal. Pero, a rasgos generales, hace referencia a la virtud de obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde.

Diferencia en la igualdad

Si lo que se desea es que una ley exista, entonces lo que se debe hacer es crearla para luego aprobarla o no mediante votación, teniendo en cuenta que para ello es necesario la participación de los expertos que se dedican a dicho trabajo y de los ciudadanos.

Normalmente, los individuos que se saltan la ley suelen ser castigados por ello; eso sí, deberían basarse en la justicia, ya que muchas de ellas pueden resultar más favorables para un grupo de personas que para otro.

Mientras que en el caso de la justicia, esta aboga por la absoluta igualdad y apunta a la moral, ya que decreta que las leyes deben ser lo más equitativas posibles.

Diferencia en el ámbito

La ley es un concepto mucho más formal que procede de aquellas personas que tienen permiso para dictaminarlas.

Respecto a la justicia, es un término mucho más informal y que se aplica en múltiples ámbitos de la vida, por ejemplo, el desarrollo de las clases sociales más desfavorecidas o el respeto por todos y cada uno de los derechos humanos.

Puede haber leyes pero no justicia

En algunos países hay numerosas leyes que los ciudadanos deciden respetar y eso demuestra que se está cumpliendo con la justicia, pero también hay casos en los que existen leyes que no se cumplen y eso hace que no haya justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *