Diferencias entre motivación e inspiración

Etimológicamente, motivación proviene del latín motivus, que significa “causa del movimiento”, mientras que la inspiración provine del latín in, que significa “hacia adentro”, y spirare, que equivale a “suspirar, respirar o aspirar” como estímulo involuntario. Como manifestaba Wayne Walter Dyer, psicólogo y escritor de libros de autoayuda: “La motivación es cuando te enganchas a una idea y la llevas adelante hasta su conclusión. La inspiración es cuando una idea te engancha a ti y te lleva hacia tu destino”.

Es importante que sepas que si la motivación no se comprende adecuadamente, en realidad, puede que se impida la inspiración, por lo que es importante saber cómo hay que usar ambas de forma estratégica para obtener ciertos beneficios.

A continuación te informamos de las diferencias entre motivación e inspiración.

La motivación es un factor de empuje y la inspiración una fuerza impulsora

Diferencias generales

Motivación Inspiración
Origen en una influencia externa Origen en una influencia interna
Poca duración pero con mantenimiento constante De media o larga duración pero con cambios una vez se consigue
Influye el sentirse insuficiente Influye el sentirse suficiente o competente
Motivos propios o ajenos Profundos anhelos o propios

Diferencia en el origen

Normalmente, la motivación surge cuando hay una sensación de molestia o dolor y una carencia interna de la que se desea huir, por lo que la transforma en una fuerza que dura poco. Entonces, podemos comentar que la motivación proviene del ego.

En el caso de la inspiración, esta surge cuando hay un sentimiento de suficiencia y se desea llegar a lo más alto de la cima mientras se crece y se prospera en el camino. Esto nos lleva a decir que es un poder expansivo que propulsa, dirige y produce modificaciones sustentable. Por lo tanto, la inspiración proviene del alma, más concretamente, de los principios espirituales que tiene cada uno.

Diferencia en la influencia

La motivación siempre se debe mantener al ser una fuerza que tira y que pide una satisfacción al momento. Se basa en el comportamiento que se manifiesta ante la vida, que se ve influenciado por los sucesos que le ocurren a uno mismo en el día a día y a los de su alrededor.

En cambio, la inspiración es similar a un músculo y se ve influenciada por el propósito interno, que es el más profundo y el que brinda la oportunidad de luchar y actuar frente a la vida, lo que hace que uno sea más productivo.

Diferencia en los tipos

Inspiración

En el caso de la inspiración aprender y escuchar puede ayudar a pensar en las cosas del día a día de una forma totalmente distinta, pero crear, producir y experimentar es lo que hace que uno siga hacia delante.

La inspiración pasiva puede generar ciertas ideas mientras que la activa provoca el propio impulso.

Motivación

En este caso está la motivación intrínseca y extrínseca.

  • Intrínseca: proviene de uno mismo y está enfocada a saber explorar, a querer aprender y a conseguir recompensas internas que sea muy satisfactorias.
  • Extrínseca: es el impulso y el elemento que proviene del exterior, y el que enfoca el acto hacia la búsqueda de un estímulo externo que sea positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *