Diferencias entre correr y trotar

Practicar ejercicio físico de manera regular es necesario para mantener una buena salud física y mental y prevenir enfermedades, además de fortalecer los músculos, perder grasa y desarrollar habilidades atléticas muy valiosas para ofrecer nuevos movimientos. Pero, ¿qué es el ejercicio físico? Se conoce así a cualquier actividad física realizada por los músculos y en la que se gasta energía extra, además de la que el cuerpo humano desprende de forma natural.

Es muy importante que todas las actividades que están dirigidas a mejorar la forma física se realicen de forma progresiva, ya que cada persona debe saber cuál es su condición física antes de decidir cuál es el plan de entrenamiento.

En este caso vamos a hablar de las diferencias entre trotar y correr, dos actividades que se realizan con mucha asiduidad.

Correr son pasos más largos mientras que trotar es una especie de rebote

Trotar para luego correr

Se puede decir que trotar es el previo paso de correr, ya que de esa forma se va ganando capacidad y resistencia. Por lo tanto, desplazarse a un ritmo superior a una caminata rápida provoca adaptaciones cardiovasculares en los individuos que no están acostumbrados a realizar ejercicio aeróbico y anaeróbico.

Una vez que la persona lleva un tiempo trotando con la misma intensidad consigue incrementarla y empezar a correr, por lo que el organismo recibe un incentivo nuevo para que continue obteniendo dicha adaptación y, por ende, seguir mejorando poco a poco.

Diferencia en el movimiento del cuerpo

Una de las diferencias más destacadas entre trotar y correr está ligado con el movimiento del cuerpo. Por un lado, trotar tiene una cadencia de rebote y, por otro lado, correr se conforma por un suceso de pasos más largos y movimientos mucho más veloces de las extremidades superiores. e inferiores Esto conlleva a la conclusión de que el segundo tipo de ejercicio requiere de un esfuerzo físico mucho más elevado que el primero.

A su vez, debes saber que trotar también se suele comprar con andar rápido, por lo que los músculos y las articulaciones mejoran la condición física y el aguante es mayor que al correr.

Trotar es mejor para la salud

Un estudio de 2015 que publicó  el Journal of the American College of Cardiology manifestó que trotar es mejor que correr, ya que el primero hace que una persona pueda vivir más años.

En este caso estudiaron a 5.000 participantes durante 12 años y les siguieron para ver cuál era la reacción de cada quien. La conclusión fue que 28 trotadores y 128 corredores fallecieron, además los corredores con una intensidad media vivieron más que los corredores con una intensidad mucho mayor.

A  su vez, los participantes sedentarios del estudio brindaron cierta información: la tasa de mortalidad es la misma que los corredores más veloces. Esto quiere decir que los beneficios del ejercicio físico que necesita de la respiración aeróbica logran cierto límite, después del cual merman. Por lo tanto, el resultado final es que las personas que trotan o corren de forma moderada en ocasiones suelen tener una esperanza de vida mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *