Diferencias entre alergia e intolerancia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el término de la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades, teniendo en cuenta que para ello es importante tener un estilo de vida sano. Aunque esto no libra a nadie de padecer alguna intolerancia, por ejemplo a la lactosa, o una alergia a las proteínas de la leche de vaca.

De todas formas, hoy en día cada vez hay más facilidades para acceder al mundo de la gastronomía con total garantía, que hasta hace unas décadas eran desconocidas, siempre con el objetivo de que las personas tengan la oportunidad de disfrutar de una variedad de alimentos.

¿Quieres conocer las diferencias entre alergia e intolerancia? Te animamos a que sigas leyendo.

En la alergia hay una reacción del sistema inmune y en la intolerancia un problema metabólico

Diferencia en el concepto

Por un lado, la alergia es la agrupación de alteraciones de carácter respiratorio, nervioso o eruptivo al contacto con un alérgeno. Y ¿qué es el alérgeno? Es una sustancia que se identifica como una amenaza al ser capaz de provocar una reacción alérgica y para defenderse de ello surge un proceso inflamatorio a través de la generación de IgE.

Por otro lado, la intolerancia es una reacción del organismo hacia algún alimento que es capaz de procesarse, digerirse  y metabolizarse. También es importante destacar que la intolerancia puede estar relacionada con problemas de la piel, neurológicos y endocrinos.

Sistema inmunitario o sistema digestivo

Para empezar es fundamental saber que la alergia está ligada a una reacción del sistema inmunitario mientras que la intolerancia se centra más en un problema metabólico y digestivo.

Más detenidamente, la alergia alimentaria surge en el momento en el que el sistema inmunológico nota que un alimento, en principio incapaz de causar daño, es perjudicial. En consecuencia, actúa de forma desmesurada, surgiendo así un conjunto de síntomas. Con la intolerancia no ocurre lo mismo, más bien es una reacción del sistema digestivo al tener una carencia de enzimas que provoca que se no se metabolice el alimento adecuadamente.

Diferencia en los síntomas

Respecto a la alergia alimentaria, esta provoca una reacción al instante al ingerir un alimento, por eso con detectar cuál es el causante a la próxima ya no sucederá. Los síntomas más destacados son los siguientes:

  • Hormigueo en la boca.
  • Hinchazón en los labios, lengua, rostro o garganta.
  • Urticaria.
  • Anafilaxia.

Si nos detenemos en la intolerancia, los síntomas de esta aparecen al tiempo de ingerir el alimento en cuestión y puede que con los años desaparezca o que el organismo empiece a asimilar dicho alimento de forma paulatina. Los síntomas más destacados son los siguientes:

  • Dolor e hinchazón de abdomen.
  • Diarrea.
  • Erupciones cutáneas y picazón.

Diferencia en la gravedad

Es cierto que la intolerancia es más compleja de diagnosticar, pero la alergia es más peligrosa.

Un alimento cualquiera puede causar una reacción leve en algún momento, pero si la persona que lo ingiere es alérgico a dicho alimento, la próxima vez puede ser mortal. Mientras que en la intolerancia sí que se pueden notar ciertos síntomas que impiden realizar las actividades del día a día, pero no son tan graves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *