Diferencias entre azúcar y sacarina

El sabor dulce es uno de los cuatro sabores fundamentales junto con el amargo, el salado y el ácido, y como pasa con los demás, el dulce se capta mediante las papilas gustativas (un conjunto de receptores sensoriales), que están situadas en la lengua. En el momento en el que este sabor se detecta e interacciona con algunas de dichas papilas, lo que surge es la liberación de transmisores nerviosos que llegan al cerebro.

Las sustancias que son capaces de generar ese sabor pueden ser sintéticas o naturales, y te informamos de las más destacadas: el azúcar que tiene como componente la sacarosa,  la fructosa (frutas, miel) y el sorbitol (frutas, vegetales y algas rojas).

¿Quieres saber cuáles son las diferencias entre el azúcar y la sacarina? ¡Ançimate a seguir leyendo!

El azçucar y la sacarina son dos de los edulcorantes más comunes

Diferencia en el dulzor

Por un lado, el azúcar refinado o integral endulza mucho más que otras sustancias que edulcoran, teniendo en cuenta que sólo la miel es capaz de superarle. Cabe señalar que la mayoría de alimentos que hay en el supermercado contienen azúcar en mayor o menor grado y, que si se abusa de dicha sustancia, puede provocar que el organismo se vuelva adicto y surja alguna enfermedad.

Por otro lado, la sacarina también endulza y no tiene un sabor tan distinto al del azúcar, aunque sí que destaca por no contener calorías, por lo que es una opción que cada vez está más en auge. De todas formas, hay que saber que se trata de un edulcorante artificial y hay que tomarlo en su justa medida.

Diferencia en la energía

Es importante saber que un grado de azúcar equivale a 3 calorías, por lo que brinda energía y ayuda a que se revitalice el humor o tono sentimental, agradable o desagradable. Eso sí, cuando una persona padece estrés hay que tener mucho cuidado con la ingesta de azúcar.

Respecto a la sacarina, esta no posee ninguna caloría, por lo que endulza es igual que el azúcar pero sin aportar energía. Esto puede hacer que el organismo se confunda un poco, ya que el sabor que tiene no corresponde a la energía que debería tener.

Reemplazo del azúcar: la sacarina

Para ayudar en la pérdida de peso

Hay individuos que optan por escoger sustancias que reemplazan al azúcar para obtener menos calorías e incluso ninguna.

Esto provoca que se consuman los mismos alimentos que antes pero perdiendo peso y evitando otros problemas de salud. Eso sí, es fundamental consultarlo con un nutricionista para que no se vea perjudicada la salud, ya que cada organismo es diferente.

Cuidado dental

Lo que hace la sacarina es no dañar los dientes, ya que no es descompuesto por la microflora oral de la acumulación de una comunidad microbiana variada.

Diabetes mellitus

Los individuos que padecen diabetes tipo 2 tienen más complicación para controlar el nivel de azúcar en sangre, por lo que es ideal limitar el consumo de azúcar con edulcorantes artificiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *