Diferencias entre dioses griegos y romanos

¿Qué es la mitología? Se define así a la agrupación de historias y creencias, parcialmente cohesionadas, con las que los individuos de un país o un pueblo han manifestado su origen y lo que tienen a su alrededor. Entonces se puede confirmar que la mitología constituye la cosmovsión o los ideales de una cultura en concreto.

Las historias que se narran tienen como protagonistas a dioses, seres fantástico o héroes, teniendo en cuenta que la mitología griega fue impregnada por la romana bajo el nombre de mitología grecorromana.

¿Quieres descubrir cuáles son las pequeñas diferencias entre los dioses griegos y romanos? No dudes en seguir leyendo este artículo para descubrirlo.

Los dioses griegos surgieron antes que los romanos

Diferencia en el origen

La mitología griega comenzó antes que la romana, concretamente, en el año 2.000 a.C, mientras que los dioses romanos llegaron un milenio más tarde. Es cierto que posteriormente, la civilización romana sometió políticamente a los griegos, aunque la cultura y las creencias estaban más ligadas con los helenos. Entonces, los romanos para crear sus particularidades, modificaron los nombres de todos los dioses griegos y les pusieron nombres de su cultura, sin tener en cuenta que las características eran muy parecidas.

Diferencia en el dios Ares o Marte

Una diferencia muy clara se da en uno de los dioses más destacados de la época: el dios de la guerra. En el caso de los griegos, le llamaban Ares, mientras que los romanos optaron por nombrarle como el dios Marte. Estos últimos no lo ligaban única y exclusivamente con el ámbito bélico, también con la fecundidad y la labranza. Por este motivo, los romanos lo describían como un ser más bondadoso y amable y los griegos como una deidad fuerte y temible.

Diferencia en historias cotidianas

Los dioses griegos contaban con una serie de historias cotidianas, algo de lo que los dioses romanos carecían. Es por ello que posteriormente trataron de atribuir características e historias de los fundadores de la ciudad de Roma a los dioses romanos. En ambos casos los ciudadanos adoraban y veneraban a sus dioses.

Uno de los ejemplos más representativos de este hecho está relacionado con la loba, el principal símbolo de la civilización romana. Esta era realmente una estatua a la que varios años más tarde se sumaron dos figuras que le dieron su verdadero sentido: Remo y Rómulo.

Diferencia en la influencia en la sociedad

Los espíritus mas sabios crearon a los dioses griegos para guiar, orientar y alimentar las almas del pueblo.

Estos dioses tenían la capacidad de actuar del mismo modo que las personas, por lo que tenían las mismas fortalezas y debilidades que cualquier mortal. Aún así todas y cada una de sus actuaciones afectaban de algún modo a la civilización griega.

En cambio, los dioses romanos se crearon atendiendo a las necesidades que tenía el pueblo, con el fin de satisfacerlas. Por lo tanto, estos dioses no eran considerados como simples mortales con defectos y virtudes. Sin embargo, sus diversas actuaciones si tenían un gran influencia sobre la vida de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *